Un (sano) cambio de rumbo

Resulta que, a veces, uno tiene que tomar decisiones o elegir entre caminos muy diferentes. Suelo vivir asociado al mundo digital, pero cuanto más tiempo pasa, más me aíslo de ese propio mundo digital. Por eso creo que es importante volver a los inicios, es decir, volver mi espacio, a mis webs. Es decir, hace unos años el mundo de las redes sociales vino para pegar fuerte, y aunque no dista mucho a lo que ya ocurría en cierto modo en foros o blogs, no me dejaba ver el tiempo o el contenido que ha quedado perdido en ellas. Hace un año o más que decidí borrar mis redes sociales personales, con el consecuente incremento en calidad de vida y criba de “amigos”,”seguidores”, etc… no nos equivoquemos, no tener redes, no quiere decir que no haga uso de ellas, puedo ver Twitter o Facebook, pero no es que haga un uso de ellas como redes.

Últimamente, pensando, creo que hay que ir un poco más allá, y empezar a ser más efectivos en este mundo digital, es decir, crear mejor contenido, sin enfocarnos a redes sociales o palabras claves… y es que es una pena, como poco a poco las decisiones de unos grandes, influyen en los contenidos o movimientos de muchos pequeños. Y lo puedes ver en Facebook, como sí o sí tienes que aceptar sus decisiones; ocurre con Twitter, como las tonterías de la gente y la censura del propio twitter hacen del mismo un lugar manipulado; pero ocurre con Instagram, LinkedIn y muchos más… no son redes sociales al fin y al cabo, son lugares donde intentar conseguir dinero de sus usuarios, ya sea con publicidad o con manipulación de sus timelines.

Esto no es un camino de unos días, ya es más de un año desde que desaparecieron las redes… ahora toca la segunda fase. Nos leemos por aquí (si tu quieres, claro).

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.